La extendedora sobre ruedas SUPER 1803-2 construye la calzada de una rotonda
de forma precisa y fiable.
 
En la línea ideal para una rotonda
  Dentro de la construcción de carreteras, la construcción de rotondas representa un desafío considerable para el que se requiere la mejor tecnología de maquinaria. Con la correcta tecnología de las extendedoras y logística de construcción se pueden desarrollar tales tareas sin problema, incluso si se deben construir radios estrechos. Así lo ha demostrado de forma impresionante la empresa Vogel-Bau en la construcción de una rotonda en la localidad Achern, en el sur de Alemania. Con la extendedora sobre ruedas SUPER 1803-2 el equipo de extendido trazó con precisión toda la curva de 360°.  
     
     
  En muchos países no se puede prescindir de las rotondas en las carreteras. Incluso en Alemania, donde habían caído en el olvido durante mucho tiempo, cada vez más urbanistas apuestan por estos redondos nudos de tráfico »sin semáforos«. No en vano, ya que así se pueden reducir atascos y accidentes. En Achern se transformó un cruce en una rotonda. Una tarea en la que la empresa Vogel-Bau GmbH de Lahr, ciudad de la Selva Negra, pudo emplear a fondo las ventajas de la potente extendedora sobre ruedas SUPER 1803-2.  
La SUPER 1803-2 lleva la potencia a la calle  
  Un punto decisivo para la construcción de rotondas es la tracción. Sólo si la extendedora puede aprovechar también la potencia de su motor y las ruedas no patinan, es posible un trabajo exacto. En la extendedora SUPER 1803-2 una serie de distintas características garantizan unos excelentes valores de tracción. Entre ellas destaca un óptimo centro de gravedad bajo con la mejor distribución de peso posible y la gran superficie de contacto de las ruedas motrices traseras, así como unas ruedas delanteras de goma maciza igualmente anchas.  
     
     
 
Datos de la obra
   
Fabricación de la capa de rodadura para una
rotonda y todos las conexiones para las carreteras
de acceso en Achern, sur de Alemania
   
Datos de extendido
Anchura de extendido: calzada de la rotonda
hasta 4,7 m
carreteras de acceso
entre 6,7 y 10,3 m
Espesor de extendido: 4 cm
Superficie: en total 7.200 m²
De ellos:
1.200 m² de calzada
de la rotonda
6.000 m² de carreteras
de acceso
   
Material
Cemento asfáltico (0/11)
   
Máquina utilizada
SUPER 1803-2 con regla AB 500-2 TP1
   
Con un radio estrecho, esta extendedora sobre ruedas
se maneja perfectamente. La precisa guía telescópica
monotubular proporciona la mayor estabilidad de la regla
extensible AB 500-2 TP1.
 
     
     
     
     
 
   
La unidad tractora estática de la SUPER 1803-2 proporciona un contacto permanente con el suelo de todas las ruedas y, por tanto, una tracción óptima.
   
La unidad tractora está compuesta por:
   
ruedas traseras montadas rígidamente
   
un eje delantero montado en suspensión oscilante
– con punto de giro central
– y soportes montados de modo oscilante
   que portan las 4 ruedas delanteras
 
     
El regulador distribuye la fuerza de tracción de un modo óptimo a las ruedas  
  La SUPER 1803-2, igual que todas las extendedoras sobre ruedas de VÖGELE, está provista de accionamientos individuales para las ruedas motrices, que se regulan de forma independiente entre sí. La extendedora se puede adquirir en las variantes de accionamiento 6x4 (estándar) y 6x6 (opcional). Gracias a esta tracción a las cuatro ruedas se obtiene en todo momento una tracción máxima. La pieza clave de este inteligente concepto de mecanismo de tracción es una precisa regulación electrónica de la fuerza de tracción. En conexión con un diferencial electrónico de bloqueo, procura una óptima distribución de la fuerza de tracción a todas las ruedas motrices. Conforme a la oblicuidad de la dirección, el regulador de la fuerza de tracción coordina la potencia de los accionamientos individuales y, de este modo, mantiene la velocidad constante incluso en la marcha en curva de la rotonda.  
Un tren de rodaje estático proporciona un contacto permanente con el suelo  
  Una probada unidad tractora estática con apoyo en tres puntos procura un contacto ininterrumpido con el suelo de todas las ruedas, una particularidad de las extendedoras sobre ruedas VÖGELE. Componentes de la unidad tractora estática son las ruedas traseras montadas rígidamente y las cuatro ruedas delanteras montadas en suspensión oscilante. Las irregularidades en la calzada se compensan en la dirección transversal mediante un eje oscilante y en la dirección longitudinal mediante soportes basculantes. Estas son las mejores condiciones para mantener un contacto seguro con el suelo en cualquier situación de extendido. En las obra de construcción de la rotonda en Achern esto constituyó una importante ventaja.  
Radio de giro de solo 6,5 m  
  La SUPER 1803-2 pudo destacar también por su maniobrabilidad en la obra de construcción de la rotonda. Con el pequeño radio de viraje exterior de solo 6,5 m, esta extendedora tiene un juego fácil para maniobrar y conducir. Al equipo de extendido le convenció no sólo su maniobrabilidad y su excelente tracción, sino también por la capacidad en total de la máquina de 129 kW de potencia. De este modo, se concluyó en un tiempo mínimo el extendido de la capa de rodadura de 4 cm de espesor sobre la calzada de la rotonda y los enlaces de las carreteras que desembocan en ella.  
     
 
Un resultado de extendido que salta a la vista: Con su extendedora VÖGELE, el equipo de extendido produjo una superficie absolutamente plana con una calidad superior.
 
 
Control exacto de las reglas gracias a ErgoPlus®  
  En caso de una construcción complicada como es la construcción de una rotonda se muestran también rápidamente las ventajas del concepto de mando de fácil manejo ErgoPlus®. En las intersecciones entre los accesos y la rotonda cambia continuamente la anchura de trabajo, algo habitual también en muchas otras obras urbanas. En dichas zonas, enseguida ofrece múltiples beneficios el cómodo manejo de la regla mediante ErgoPlus®. “El manejo es muy sencillo”, afirma el operario de la regla Reinhard Beck de Vogel-Bau. “La grandes teclas de la consola de mando son geniales. Uno siempre pulsa la tecla correcta sin tener que apartar la vista del borde exterior de la calzada. La regla extensible AB 500-2 TP1 varía de un modo preciso entre las anchuras de trabajo requeridas y contribuye de este modo a la elevada calidad de extendido que los usuarios tanto aprecian en VÖGELE.  
Máxima flexibilidad para el conductor de la extendedora  
  Para el conductor de la máquina Michael Kornmeier hubo otro punto importante. Durante su uso en Achern, cambió repetidas veces de lados en la plataforma de mando de la SUPER 1803-2. Unas veces tenía que orientarse a la izquierda al borde interior de la isleta, otras veces a las piedras de los bordillos de la derecha junto a la extendedora. Con ErgoPlus® este cambio de lado se puede realizar de un modo completamente distendido. Un punto importante para Kornmeier: “La consola de mando del conductor se puede mover de forma muy suave por toda la anchura y se fija en un santiamén en el otro lado.” De este modo el conductor puede manejar la extendedora siempre de un modo ergonómicamente óptimo y, al mismo tiempo, seguro.  
El equipo de extendido está completamente encantado  
  El equipo de Vogel-Bau pudo convencerse de que con la SUPER 1803-2 tenían la máquina perfecta para la aplicación a mediana escala en el parque de maquinaria, para la que se requería un elevado rendimiento de extendido junto con una gran versatilidad y maniobrabilidad. Esto lo confirmó también el capataz de Vogel-Bau, Peter Kreusch: “Esta extendedora sobre ruedas nos facilita mucho el trabajo. Su aplicación en Achern lo ha demostrado claramente”. Para este profesional de la construcción de carreteras, esta extendedora de VÖGELE es incluso “la mejor extendedora con la que he trabajado en mis 25 años de construcción de carreteras. Sobre todo el nuevo sistema de mando ErgoPlus® hace su manejo muy sencillo y fiable.” Incluso el cliente quedó muy satisfecho de la calidad producida y del elevado ritmo del equipo y de la máquina.  
     
 
   
Resumen de las ventajas de las rotondas
   
En comparación con los tradicionales nudos de comunicaciones, las rotondas aumentan la seguridad vial, debido a que el usuario de la carretera sólo puede doblar la curva a una velocidad reducida y se obtiene una mayor visibilidad.
   
Además, se reduce mucho el número de puntos conflictivos. Si, no obstante se producen accidentes, estos son más leves y no suelen pasar de daños de chapa.
   
Las rotondas mejoran la fluidez del tráfico reduciendo el tiempo de espera en comparación con los semáforos. Se organiza tráfico de modo especialmente eficiente con el mínimo de atascos.
   
Esto beneficia especialmente al medio ambiente, ya que se generan menos emisiones de gases de escape.
   
En la rotonda se pueden integrar además fácilmente más de cuatro carreteras de acceso. Otra ventaja: incluso para vehículos grandes constituye una posibilidad de cambiar de dirección de forma segura.
   
No se tienen que mantener las señales luminosas. Esto también mejora la rentabilidad de las rotondas.
 
     
Comparación de rotondas en Europa: Inglaterra está considerada la “madre patria“  
  En muchos países de Europa no se puede prescindir de las rotondas las carreteras. Especialmente en Gran Bretaña, Francia, España y Suiza tienen un uso muy extendido. No es de extrañar, ya que disponen de numerosas ventajas respecto a los cruces (véase arriba). Los expertos en materia de tráfico coinciden en que Inglaterra no es sólo la “madre patria” del fútbol, sino que también se considera la de las rotondas. Los ingleses, mediante sus grandes “roundabouts” con bifurcación a tres carriles, despachan diariamente hasta 60.000 coches.

En Alemania, este modo de organizar los nudos de comunicaciones había caído en el olvido durante décadas. Desde los años 60 los planificadores prefirieron la técnica de las señales, y los semáforos separaban los distintos flujos de circulación de coches. No fue hasta hace 15 años cuando las rotondas experimentaron un renacimiento. Los planificadores del tráfico prefieren cada vez más los cruces “sin semáforos”.

Francia es el país que, con 20.000 “ronds-points”, cuenta con más de la mitad de las rotondas de todo el mundo. Aquí no hay apenas accesos locales sin rotonda, incluso cuando no hay ninguna bifurcación. De este modo los planificadores del tráfico se aprovechan de la circunstancia de que los usuarios de la carretera deben frenar antes de la entrada y, de este modo, conducen más despacio por las zonas habitadas. La “rond-point” más famosa del país da la vuelta al Arco del Triunfo de París.